dijous, 31 de gener de 2019

HOSPITAL



Mis miedos no se mueren, mis penas se entumecen,

estoy como amarrado, no puedo moverme.



El cuerpo creo que mejora, pero el alma se deseca.

Quieren curarme, pero mis ansias desfallecen.





Es tan difícil padecer enfermedad y tristeza,

y creo que me convierto en esas imágenes perdidas.



Pero las comprendo, porque yo no quiero dejar esta vida,

tenia ilusiones y proyectos, tantas esperanzas.



Decidiré, si es que puedo decidir, permanecer

en este mundo donde mi dolor no desaparecerá.



Porque tengo mucho que dejar, y nada que perder,

porque se que de mi vida, algo aún puedo regalar.

                                                   1998

16 comentaris:

  1. La enfermedad nos recuerda que somos vulnerables

    Un abrazo

    ResponSuprimeix
    Respostes
    1. Si cierto y los que son enfermos congenitos padecen toda la vida.
      Besos

      Suprimeix
  2. Sempre muito belos :))

    Hoje:- Da janela do meu insano sentimento

    Bjos
    Votos de uma óptima Quinta - Feira

    ResponSuprimeix
  3. Cuando enfermamos nos damos cuenta de las cosas que hemos dejado de hacer.Besicos

    ResponSuprimeix
    Respostes

    1. Si cierto y los que son enfermos congenitos padecen toda la vida.
      Besos

      Suprimeix
  4. Si cierto cuando estamos enfermos recordamos las cosas y vemos las cosas diferentes lo es que cuando mejoramos no recormos de lo que nos hemos prometido hacer y no hacemos.
    Besos

    ResponSuprimeix
  5. momentos tristes num hospital, Anna
    e como calculamos o que nos faz sentir felizes

    ResponSuprimeix
    Respostes
    1. y los que son enfermos congenitos padecen toda la vida.
      Besos

      Suprimeix
  6. en la cama de un hospital, la inactividad forzosa hace tener todo tipo de pensamientos negativos, tiene que ser muy duro...
    abrazos!

    ResponSuprimeix
  7. Fantasticos versos.
    Besos

    ResponSuprimeix