dilluns, 21 de novembre de 2016

TEMÍA

Temía estar solo,
hasta que aprendí a quererme a mí mismo.

Temía fracasar,
hasta que me di cuenta que únicamente fracaso cuando no lo intento.

Temía lo que la gente opinara de mí,
Hasta que me di cuenta que de todos modos opinan.

Temía me rechazaran,
hasta que entendí que debía tener fe en mi mismo.

Temía al dolor,
hasta que aprendí que éste es necesario para crecer.

Temía a la verdad,
hasta que descubrí la fealdad de las mentiras.

Temía a la muerte,
hasta que aprendí que no es el final,
sino más bien el comienzo.

Temía al odio,
hasta que me di cuenta que no es otra cosa más que ignorancia.

Temía al ridículo,
hasta que aprendí a reírme de mí mismo.

Temía hacerme viejo,
hasta que comprendí que ganaba sabiduría día a día.

Temía al pasado,
hasta que comprendí que es sólo mi proyección
mental y ya no puede herirme más.

Temía a la oscuridad,
Hasta que vi la belleza de la luz de una estrella.

Temía al cambio,
hasta que vi que aún la mariposa más hermosa
necesitaba pasar por una metamorfosis antes de volar.

Temía al temor. Ahora solo temo no vivir mi vida
con plenitud y optimismo.

8 comentaris:

  1. Qué bonito texto, todos tenemos que hacer esa metamorfosis: no para ser más bellos, sino para apreciarnos y querernos más.
    BESOS!

    ResponSuprimeix
    Respostes
    1. gracias por pasar de nuevo por mi blog
      te esperen mis versos tus lindos ojos
      besos

      Suprimeix
  2. Tantos miedos injustificados, ralentizando o paralizando nuestro volar.

    Muy bueno. Un abrazo

    ResponSuprimeix
    Respostes
    1. Gracias por tu comentario regresa cuando quieras
      besos

      Suprimeix
  3. Hola Anna.. La vida es un continuo temor, hay que ir venciendo obstáculos, y cuando se vencen te das cuenta que también tiene su lado maravilloso..
    Un abrazo..

    ResponSuprimeix
    Respostes
    1. Gracies llorenç per pasar de nou pel blog
      molts petons

      Suprimeix
  4. Hola Anna, hermosos versos. Tenemos tantos miedos que nos paralizan a la hora de hacer, pero escribirlos es una manera de sacarlos fuera y liberarnos de ellos.

    Un abrazo y felices fiestas

    ResponSuprimeix
    Respostes
    1. Gracias por tu comentario me alegra que te guste deseo que si quieres regreses esperare tus comentarios con impaciencia
      besos

      Suprimeix