dijous, 25 de maig de 2000

A LOS NIÑOS DEL MUNDO RICOS Y POBRES


A LOS NIÑOS

Un niño es la esperanza,
un niño es la alegría.

A todos los infantes,
y también a los niños de la calle.

Al que por cualquier circunstancia,
tuvo que buscarse la vida
en la dura calle.

Al que no tiene un mañana,
al que no tiene un futuro.
Al que duerme en las aceras
y se tapa con cartones.

Al que nada espera
y no tiene ilusiones.

Al que es un adulto
con tan sólo ocho años,
y que lleva oculto
un montón de desengaños.

A aquel que va pidiendo
en las esquinas.
Y al que como un hombre trabaja
por una misera  propina.

A las niñas de cara sucias
con la vista ausente.

Al que camina por el mundo,
para ir a ningún sitio
Al que vende todo
y no saca nada.

Al que nunca tuvo
un lindo juguete.
Al que tuvo muchos,
y ninguno le gustaba.

Al que no tiene pan,
y al que lo tira.
Al que nunca, nunca,
recibió un beso.

Al que regalaron
de recién nacido.
Al que despreciaron
por ser desnutrido.

A las niñas aquellas
que se hicieron adultas,
y nunca jugaron con  muñecas.
Al niño que llora
en algún lugar
y que solo a Dios implora.

Esa sociedad a la
que no le importa,
que no acoge a
este niño o niña.
Ellos seguirán y no los miran,
pero los ves mientras tu caminas.

Es la gente,
que los ven de lejos.
A los niños de la calle,
quisiera saberlo,
¿dónde están sus padres?.

A ellos que no sienten los abrazos,
y nunca han pronunciado mamá.
Me quedé mirando,
me puse a pensar:
¡ que injusta es la vida !.

Si vas por las calles
de una gran ciudad,
no les ignores, dales tu ayuda.
                                                      

7 comentaris:

  1. Cada vez se van haber mas gente que busca por las basuras comida que llevar a sus hijos.
    maldito gobierno

    ResponSuprimeix
    Respostes
    1. Gracias por tu comentario pero es talmente cierto, cada vez hay mas pobres y ricos más ricos que se aprovechan de los pobres

      Suprimeix
  2. Nosotros preocupándonos por trabajar y trabajar para tener cosas que no necesitamos. Pasamos la vida lejos de los nuestros y lo arreglamos comprándoles algo. Y otras personas en el mundo no tienen para comer. Vivimos dos extremos injustos, que mal repartido está el mundo.
    Has hecho un post que invita a reflexionar, gracias.

    ResponSuprimeix
    Respostes
    1. Gracias por tu comentario
      Me alegro que entraras en mi blog

      Suprimeix
  3. Estoy completamente de acuerdo con Anònim, que terrible tengo 4 hijos y gracias a Dios no le falta para comer, pero es verdad uno trabaja mucho deja de lado a su familia para darles, educación, salud, y riquezas mientras en otros lados los niños se mueren de hambre o por enfermedad, que es injusta esta vida, porque Dios no nos hizo a todos iguales o pobres o ricos k rabia y mucho dolor wuach......

    ResponSuprimeix
  4. Gracias por perder el tiempo paseando por mis versos
    espero que te haya gustado

    ResponSuprimeix
  5. Dios yo te pido x cada niño en el mundo q no come x no tener nada q comer q tu suplas sus alimento cada día ya q tu eres el dueño del oro y la plata y tu haces de lo imposible; lo posible

    ResponSuprimeix