diumenge, 20 de febrer de 2000

LAS SIRENAS

SIRENA

Las canciones resonaban en la mar,
por toda la blanca y larga playa.
Las cantaba una sirena,
eso decía la gente.
Pero nadie la veía a ella cuando cantaba.
Todas las noches se llenaban de música, 
pero nadie sabía quién llenaba la playa de harmonía.
Solo que había una sirena.
Pero nunca nadie la vio.


LA  SIRENA.2  
 
Quería ella buscar a su amado,
que se fue muchas olas atrás.
Quería ella escaparse de una isla.
Montarse en el arco iris, resbalar
y ganar su libertad.
Salir volando, ir nadando.
Nadando entre corales, caracolas
y entre peces de colores.
Jugando con delfines en las olas.
La luna plateaba sus espaldas
y su larga cola.

Ese mar en el que ella encontro
a su amado y la libertad que tanto anhelaba. 
              
05.07.1988

     
SIRENA.  


Va sobre espuma alzada casi en vuelo.
Sin rozar ni barco ni roca.
Y la libertat le provoca,
un doloroso afán de agua y de cielo.

El canto suelto a pelo,
la tierra inocente, parece loca,
encendidos los sueños y en la boca.

No es el tritón quien le transforma el pecho,
ni el querubín se inflama entre sus labios
para beber después llanto deshecho.

Un hombre, nada más... Con brazos sabios
la tiende sobre el peso de la tierra
y allí se arrastra dulcemente en guerra.

dimecres, 2 de febrer de 2000

ESPERANÇA



                                                 

LA MEVA ESPERANÇA

La meva esperança
és de mil maneres.
De vegades és com un torrent de realitat,
cruel, bruta, trista,
cansada de caminar.

De vegades em surten
múltiples il·lusions,
amb ganes de moure's
i irrigar molts racons.

Però també arriben
feixucs desenganys,
que volen asfixiar-me i no em deixen respirar.

I de sobte em surt
un xiscle contingut,
del desig de tornar a començar.
La meva esperança
té un ritme canviant,
de vegades es cansa,
però no para mai.
Si un dia l'esperança
deixa de bategar,
aleshores el meu cor
també s’aturarà.


LA MORT

La mort
te camins sense tornada.
No vacil·la i avança silenciosa,
deixar entreveure l'angoixa
que una sent quan la miren.
Que es la vida,
sinó cada moment viscut
que se'ns escapa.


CARTA FINAL

Vull morir,
embolicant el meu pols gairebé de pols.
L'íntim adéu trencara el somriure
que en els teus llavis de dol hauràs de repetir
mentre t'allunyi el record.