dimecres, 30 de novembre de 2016

LA CASTANYADA

Regna el primer fred
sota l'auspici dels panellets,
l'època dels fruits secs,
contemporània de les carabasses,
els moniatos i els rovellons.
El moscatell ja està a punt
i les castanyes torrades,
també menjarem panellets,
que ja estan cuinats.
Sàvia castanya que omples paperines,
omples de fum l'ambient
tot anunciant un hivern ja incipient.
Temps dels codonys,
els moniatos,
les castanyes,
els panellets,
les pomes farcides...
Qui cel•lebri Halloween
en comptes de la Castanyada,
no és bon català,
perquè la Castanyada,
festa catalana,
aquí no es pot negar.
Espanyols i americans
el Halloween celebrem
però qui prefereixi Halloween

diumenge, 27 de novembre de 2016

PEQUEÑOS PENSAMIENTOS

I

Belleza en el alma,
en su ser, en su persona,
La rosa se entristece,
al ver belleza más grande que la suya.

II

A ti amor es a quien canto mi poesía,
A mi amor es a quien deseo todos los días,
A ti amor que lloraras cuando ya no esté.
Si bebé es a ti porque, eres la única para mi.

III

Ya se va sintiendo el fresco del otoño,
que se acerca y desaparece el calor.
A la media tarde ya va oscureciendo

es momento, es hora de ir desprendiendo al verano

IV

Maravillosa mujer de dulces encantos,
la luna impaciente se ha puesto y ahogada está en llanto,
se dio cuenta que no es tan hermosa,
te mira y te mira y se pone celosa,
tu opacas su brillo con tu luz de diosa.

V

Cuando, infeliz, postrado,
en mi triste destino lloro a solas conmigo,
y agito al sordo cielo mi grito vano y fuerte,
y, volviendo a mirarme, mi destino maldigo,
Pienso en ti felizmente, y entonces mi consuelo

dimecres, 23 de novembre de 2016

PREFIERO

Yo escojo a los locos,
los sensibles, los ingenuos,
los soñadores, los ilusos.
Yo me quedo con los repudiados,
los heridos de amor,
los que sangran melodías,
los que lloran poesía,
los que pintan sonrisas,
los que todavía creen en utopías.
Me quedo con aquellos
que se atreven a seguir soñando,
propagando la esperanza
e invitando a enamorarse.
Yo me quedo con ellos,
los que no se doblegan
ante la frivolidad y la apatía,
con los que sienten y vibran,
con los que aman todavía.

dilluns, 21 de novembre de 2016

TEMÍA

Temía estar solo,
hasta que aprendí a quererme a mí mismo.

Temía fracasar,
hasta que me di cuenta que únicamente fracaso cuando no lo intento.

Temía lo que la gente opinara de mí,
Hasta que me di cuenta que de todos modos opinan.

Temía me rechazaran,
hasta que entendí que debía tener fe en mi mismo.

Temía al dolor,
hasta que aprendí que éste es necesario para crecer.

Temía a la verdad,
hasta que descubrí la fealdad de las mentiras.

Temía a la muerte,
hasta que aprendí que no es el final,
sino más bien el comienzo.

Temía al odio,
hasta que me di cuenta que no es otra cosa más que ignorancia.

Temía al ridículo,
hasta que aprendí a reírme de mí mismo.

Temía hacerme viejo,
hasta que comprendí que ganaba sabiduría día a día.

Temía al pasado,
hasta que comprendí que es sólo mi proyección
mental y ya no puede herirme más.

Temía a la oscuridad,
Hasta que vi la belleza de la luz de una estrella.

Temía al cambio,
hasta que vi que aún la mariposa más hermosa
necesitaba pasar por una metamorfosis antes de volar.

Temía al temor. Ahora solo temo no vivir mi vida
con plenitud y optimismo.

dimecres, 9 de novembre de 2016

MINI POEMAS II

1
La vida, serena y tormentosa,
a veces cruel, otras hermosa.
Cosas de la vida,
hay en estos versos.
A veces contradictorios,
como la realidad de un movimiento
entre extremos opuestos.

2
Ocurre bajo el sol y las estrellas,
sentir y jurar amor eterno.
Pese a la mar furiosa que golpea
contra el casco, orgulloso éste, en dos la divide.

3
Un niño juró amor a una niña,
flores nacieron y murieron.
Los dos crecieron y se aman, perdurando por el tiempo.
Su amor no cesó nunca, no fue flor de estación, no les afectó
la vida al vivirla con amor.

4
Vida loca nos rodea,
cada cual con la propia.
El amor y odio es la regla,
el que no ama desprecia.
Cada persona su vida tiene,
reflejada en sus ojos, en sus manos
y en su cuerpo, e intenta imponérla.

5
Hermosa como una rosa,
que al tomarla nos daña.
Admirable como el fuego que abriga y se consume.
El amor da vida, o hasta la quita,
como el fuego que alivia o da dolor.

6
Un bebe se está gestando
en el interior de su madre.
Aun no ha visto el sol,
y ya ha cambiado destinos.

7
Oh donde estaba mejor, se secó…
También parecería que algunas rosas,
tienen alma de mariposas,
buscan el cielo con sus flores y hojas.

8
Así como en esta vida estamos, donde debemos,
o no queriendo crecemos, en lugar incorrecto.
Aunque como flor no sea ave, mis tallos levantaré al cielo,
para sentir más cerca la nube y con el viento sentir que vuelo.

9
Hay un río que se ha secado,
porque perdió su camino.
Y hoy, otro ha nacido, sabiendo que busca la mar.
El horizonte observo en la playa, cuando el Sol “emerge”
del agua.
Pero el planeta Tierra lo rodea, el mismo, en el que el mar reina.

10
A una almeja que sale de la arena, solo para respirar,
cuando un pescador casi la atrapa, una ola la ayudó a escapar.

11
Misterios hay en la vida,
que se los entiende de verdad.
Solo al observarlos y vivirlos,
es posible el comprenderlos.

12
Siento en mi pecho calor,
cuando hablo del misterio,
mas inmenso que existe.
Posible sea necesaria en la vida,
del puro amor más obras,
que de la mente su sabiduría.

13
La roca fundida de un volcán emerge,
los vientos embravecidos destruyen,
lo que a su paso encuentran.
La vida es un misterio insondable como el fondo,
del basto océano, donde nadie ha llegado.

14
Poblada de misterios esta la tierra,
de los cuales el más grande es el amor.
El mundo entero habla, de alguien que de niño ya enseñaba,
a maestros, sobre el amor.

15
Cada uno vive hasta que se detiene,
aunque sea respirando su resignación.
El soldado nunca debiera, pelear por injusta causa,
su guerra que sea esta: tirar sus armas a la tierra.

16
Con una sonrisa contestarle, a la vida,
cuando haya tormenta.
Y que el brazo no este débil,
para con amor seguir adelante.

17
Con todo este sentimiento perdido,
y mi vida en tus manos.
Y con los ojos cerrados,
y sin palabras tus dulces,
tu congelando corazón
apagando la llama del mío,
matando mí esperanza.
Me arrincono a esperarlo,
por la indecisión de tu vida
Sin palabras de consuelo.
No encuentro aliento en las lágrimas,
solo nudos en mi garganta.
Yo vivía donde tú estabas.
Entre tanta soledad,
murmure tu nombre solo una vez más.

18
Oscuras paredes de olvido envuelven,
miradas que se disuelven en el tiempo.
Hay miradas y labios de mujeres,
que permanecerán para siempre.
Aun en el pecho del más fuerte,
¡sus marcadas huellas permanecen!

19
Ya no sé a dónde ir,
estoy cansado por mi amor.
Que diría, si volver a comenzar es terminar.
Si aun no puedo ser yo
cuando tu no estas.
A mil gritos de agonía,
con recuerdos pausados.
Solo un pensamiento continuo.
Que mi pecho dice,
no volverán mas.
¿Para que seguir recordando?.

20
Honor, corre loco y angustiado.
Busca, incansable que lo quieran.
No lo hacen, mentira reina.
Mentira, estafa, Incumplimientos.
Aún herido, busca incluso la Muerte
comenta: "¿Me aconsejas bravo Honor?"
que a Sabiduría han apresado,
moribunda está en Olvido.
" Fueron hasta Olvido, la hallaron;

21
Agua de río es el dinero,
que termina en el océano.
De gastos cotidianos, o pequeños gustos pasajeros.
Más o menos simple vivo,
entre lo que deseo y no, invierto el tiempo que es oro,
y con el oro mientras subsisto.

22
Oh vida, copa clara,
de pronto te llenas de agua sucia.
De vino muerto, de agonía, de pérdidas,
de sobrecogedoras telarañas.
Y muchos creen que ese color de infierno guardarás para siempre.
El que de ti reniega que espere un minuto,
una noche, un año corto o largo.
Que salga de su soledad mentirosa,
que indague y luche, junte sus manos a otras manos.
Que no adopte ni halague a la desdicha,
que la rechace dándole forma de muro.
Como a la piedra los picapedreros, que corte la desdicha
y se haga con ella pantalones.

23
La vida es una mariposa de abril,
que revolotea feliz en mi jardín.
La vida es una mariposa en mi jardín.
Cuantos quisieran atrapar esta mariposa,
y aprisionarla con alfileres para tenerla cerca, para tenerla siempre.

24
La vida es una gota de rocío al amanecer,
para fundirse con el mar al anochecer.

25
Mi vida y yo hemos hecho las paces,
mi vida y yo nos dimos la mano.
Y nos hicimos amigos luego.
Yo creía que mis amigos
eran la angustia y la soledad.
Pero ellos me lo negaron todo.

26
El sentido de la vida
tiene una respuesta sencilla.
No busques bajo las piedras,
ni en los rayos del sol.
Ni en el trabajo ni en la pasión.
Que el sentido de la vida,
lo tienes tú en el bolsillo.
En tus pensamientos, en el alma, en tu corazón.
Si pones el sentido de la vida en manos de otro,
correrás el riesgo de perderlo.
Si crees que la vida no tiene sentido en el dolor.
Si pierdes su sentido en la desesperación.
No cojas lo primero del fondo del abismo.
Que el sentido de la vida volverá por sí mismo.

27
No hay noche sin estrellas, ni día sin sol,
no hay caminos infranqueables que no tengan dirección.
Todo tiene su porqué, todo tiene solución.
Qué no se desperdicie ninguna que cada una, es un nuevo comenzar.
Es un soplo de brisa fresca que la vida quiere regalar.
Pues no hay puerta cerrada a cal y canto,
ni ventana que no abra de par en par,
para ver el horizonte y la meta que alcanzar…
Pues la vida te lo da todo, solamente se ha de saber valorar.

28
Para emprender el camino,
parte de que eres mortal.
Para que la vida siga, mantén la pasión por una ilusión.
Para no vivir en soledad, entiéndeme contigo mismo,
y un permanente amigo encontrarás.
Para no caer en la nada,
has tuyo lo que la vida te da.
Para que la muerte no te sea ajena, entiende que contigo va.
Para que la vida fluya,
no hagas represas de carga sentimental.
Para que sea ligero tu andar,
las menos necesidades contigo has de llevar.

29
Esperar es un acto de prudencia,
cuando de seguridad se trata.
No aguardar es acto de sabiduría
cuando de vivir se habla.
Vive cuando el tiempo lo permite,
cuando aún es tiempo.
Vive que el tiempo no pierde tiempo,
esperando tiempos ajenos.

30
Que la vida iba en serio,
uno lo empieza a comprender más tarde
como todos los jóvenes.
Yo vine a llevarme la vida por delante.


31
Lejos de la mirada de Dios así me lleva,
jadeante y deshecho por la fatiga.
Al centro de las hondas y solas planicies del hastío.
Y arroja ante mis ojos, de confusión repletos,
vestiduras manchadas y entreabiertas heridas,
¡y el sangriento aparato que en la destrucción vive!

dilluns, 7 de novembre de 2016

MINI POEMAS

1
Amiga fiel, incansable
con cada latido de mi corazón,
teje un pilar de su poncho.
El mismo con el que me abrigará
el día cuando todo esté listo.
El día en que partamos, para no regresar.

2
Besa,
yo comparto tus antojos
Más no hagas mi boca presa
Bésame quedo en los ojos.
No me hables de los hechizos.
De tus besos en el cuello...
Para tu mismo oportuno,
Si tus ojos son palabras,
Me darán, uno por uno,
Los pensamientos que labras.

3
Tu agonía en la mía
logrará ser más fuerte
que el agosto y teñir con su sangre
ese desesperado último aliento,
cerrar el grito que nos lanzan desde el color marchito
que casi envuelto en oro amenaza irremediablemente sus corolas.

4
Cuando haya muerto,
llórame tan sólo mientras escuches la campana triste,
anunciadora al mundo de mi fuga del mundo vil hacia el gusano infame.
Pero si acaso miras estos versos cuando del barro nada me separe,
ni siquiera mi pobre nombre digas y que tu amor conmigo se marchite,
para que el sabio en tu llorar no indague y se burle de ti por el ausente.

5
Sus ojos que canté amorosamente,
su cuerpo hermoso que adoré constante,
y que vivir me hiciera tan distante de mí mismo,
y huyendo de la gente,
Su cabellera de oro reluciente,
la risa de su angélico semblante
que hizo la tierra al cielo semejante,
¡poco polvo son ya que nada siente!

6
La belleza y la muerte son dos cosas profundas,
con tal parte de sombra y de azul
que diríjanse dos hermanas terribles a la par que fecundas,
con el mismo secreto, con idéntico enigma.
Oh, mujeres, oh voces, oh miradas, cabellos, trenzas rubias,
brillad, yo me muero, tened luz,
amor, sed las perlas que el mar mezcla a sus aguas,
aves hechas de luz en los bosques sombríos.

7
Me dejaré morir en tu silencio,
que de noche me diste de comer los frutos del cerezo
en tu alcoba de sombras sangrantes de perfume y nada más deseo.

8
Qué ruido tan triste
el que hacen dos cuerpos cuando se aman,
parece como el viento que se mece en otoño
sobre adolescentes mutilados,
mientras las manos llueven,
manos ligeras, manos egoístas, manos obscenas,
cataratas de manos que fueron un día flores
en el jardín de un diminuto bolsillo.

14
Mi corazón es angustia, y lágrimas caen de mis ojos;
Hace largo, largo tiempo que la alegría me es extraña:
Olvidado y sin amigos soporto mil montañas,
Sin una voz dulce que suene en mis oídos.

15
A la Muerte.
Si dentro de mi corazón hay hastío,
Si la llama de la poesía
Y el fuego del amor se hace frío,
Lacera mi carne sin cortesía

16
A la Soledad.
Si contigo debo vivir,
Que no sea en el desordenado sufrir
De turbias y sombrías moradas,
Subamos juntos la escalera empinada;
y sin duda debe ser El mayor gozo de la humanidad,
Soñar que tu raza pueda sufrir
Por dos espíritus que juntos deciden huir.

17
A menudo, en las más concurridas calles del mundo,
En los más estruendosos conflictos,
Se levanta un deseo inexplicable
Después del conocimiento de nuestra vida enterrada;

18
Espíritu sin nombre, indefinible esencia,
yo vivo con la vida sin formas de la idea
Yo ondulo con los átomos del humo que se eleva
y al cielo lento sube en espiral inmensa.
Yo busco de los siglos las ya borradas huellas
y sé de esos imperios de que ni el nombre queda.
Yo sé de esas regiones a donde el rumor no llega,
 y donde informes astros de vida un soplo esperan.
Yo soy sobre el abismo el puente que atraviesa,
yo soy la ignota escala que el cielo une a la tierra.
Yo soy el invisible anillo que sujeta el mundo
de la forma al mundo de la idea.
Yo en fin soy ese espíritu, desconocida esencia,
perfume misterioso del que es vaso el poeta.