dimecres, 10 de gener de 2001

HOSPITAL



HOSPITAL.                     

El sol me ha despertado infinidad de veces
en donde nunca quise amanecer.
Es la soledad que me invade aún cuando no esta,
el dolor es mi único acompañante, escalofríos.

Por las noches he observado imágenes perdidas,
aquellos que desaparecen y aún no saben que ya no existen.
Su dolor los mantiene vagando entre estas piedras,
yo no quiero verlos, pero ellos aún insisten.

Mis miedos no se mueren, mis penas se entumecen,
estoy como amarrado, no puedo moverme.
El cuerpo creo que mejora, pero el alma se deseca.
Quieren curarme, pero mis ansias desfallecen.

Es tan difícil padecer enfermedad y tristeza,
y creo que me convierto en esas imágenes perdidas.
Pero las comprendo, porque yo no quiero dejar esta vida,
tenia ilusiones y proyectos, tantas esperanzas.

Decidiré, si es que puedo decidir, permanecer
en este mundo donde mi dolor no desaparecerá.
Porque tengo mucho que dejar, y nada que perder,
porque se que de mi vida, algo aún puedo regalar.








Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada