dijous, 21 de desembre de 2000

A LOS ABUELOS Y ABUELAS

A LOS ABUELOS Y ABUELAS   

(Lo leí este poema en  la fiesta de los abuelos  1997
lo escribí inspirado en sus vidas)

Blancos los cabellos,
y con arrugas los cuerpos.
Hay sabiduría en sus años,
la producida por alegría, tristeza o daños.
Por los momentos más felices,
o por aquellos que han dejado cicatrices.
Por el dolor acumulado, o los errores cometidos.
O por haber perdido al mejor amigo.

Sabiduría que brota en sus palabras,
en forma de consejos o regaños.

Tercera edad, lento al caminar,
y pausado en el hablar.
Poco a poco disminuyes las fuerzas,
también haceis que aprendamos a escucharos.
Por eso abuelitas y abuelitos,
no os preocupéis si os vais quedando sin dientes,
seguís siento los valientes a los que siempre admiramos.
No os preocupéis si vuestro caminar es lento,
así tardamos más en llegar a nuestro destino,
y podéis contarnos mas historias de cuando erais niños,
de aquellos tiempos mejores que recordais con lágrimas.

No te preocupéis si habláis despacito,
que escucharos por mucho tiempo queremos,

No os preocupéis, no estáis solitos.
Tenéis muchos nietos, aunque de todos no recordéis sus nombres,

Tenéis vuestras familias y vuestros cuidadores
Que con cariño velan por todos vosotros.











2 comentaris:

  1. Me gusta mucho esta poesia es muy adecuada para los abuelos y abuelas.

    me ha gustado especialmente este trozo.

    seguís siendo los valientes a los que siempre admiramos.

    No os preocupéis si vuestro caminar es lento,

    No te preocupéis si habláis despacito
    podéis contarnos mas historias
    de cuando erais niños,
    de aquellos tiempos mejores
    que recordais con lágrimas.

    Gloria

    ResponElimina
  2. Me alegra que te guste
    Gracias por visitar mi blog

    ResponElimina