dimecres, 2 d’octubre de 2002

PAZ

PAZ

Tú, que lloras,
no lo hagas más.
Cierra los ojos,
respira profundo
y deja que la paz
anide en tu pecho.

Vete con el viento;
sube hasta donde
las aves dan vueltas,
sé una de ellas.

Llénate de sol,
ríe con la brisa;
tus brazos son alas
y puedes volar.

Quédate allá arriba
el tiempo que quieras.
Vuelve cuando puedas,
y cuando lo creas oportuno,
sonrie al mundo de nuevo.

Mientras tanto vuela
y disfruta la vida.
Recuerda, eres libre.
¡Aprende a soñar!

2 comentaris:

  1. A veces es dificil dejar de llorar y más si las penas son duras como piedras que se cruzan en el camino de la vida.

    Es interesante tu poesia
    Me gusta mucho.

    ResponElimina
  2. Gracias por tu visita
    la vida es dura pero solo tenemos una, tenemos que aprovecharla y revivirla como sea.

    ResponElimina